6/23/2006

Foto del recuerdo


Revisar fotos del pasado es repasar nuestra vida, recordar a nuestra gente y revivir por algunos momentos la situación captada por la cámara. Revivir momentos en familia, con los amigos o tan sólo un paisaje son imágenes que nos transportan en el tiempo y nos desconectan por algunos segundos de la realidad.
Nos damos cuenta lo rápido que pasa el tiempo y nos preguntámos qué será de los protagonistas de cada foto.
Visitando el otro día a mis papás, me entregaron esta foto que andaba dando vueltas por ahí, entre algún libro la encontraron y me sorprendieron con ella. Ni me acuerdo cuando la sacaron ni quien fue el fotógrafo, lo que sí estoy seguro es que lo estábamos pasando la raja en el patio de Quiroga.
Saludos a los pasteles de la foto; por suerte aún comparto buenos momentos con ellos.
PD: Atrás de la foto sólo dice "Abril 1995"

6/22/2006

Ñuñoa en las alturas


Nos invaden las grúas y los camiones, el olor a cemento y ripio se palpa en el aire de Ñuñoa. Aquellas hermosas casas de ladrillo con sus majestuosos balcones y amplios prados ya son sólo escombros. El departamento piloto está casi listo para dar la bienvenida a esta torre de Babel; donde viven todos juntos pero nadie se conoce.

Desaparece el barrio de Ñuñoa...nos invaden las constructoras y sus contratos millonarios por un pedazo de tierra, desaparece el sol y nos cubren las sombras del cemento.

El municipio debe tener las arcas satisfechas por tan jugoso contrato, sin darse cuenta que destruyen valiosos patrimonios que son parte de la historia de la comuna.

Cuando era pendejo


Con los amigos de la cuadra, en Calle Ocho, jugábamos todos los días sus buenas "pichangas" en la calle. En la semana comenzaban después de las 18:00 horas y duraban hasta que nos llamaban a cenar; y el fin de semana podíamos estar todo el día "chutiando" la pelota plástica comprada en el bazar de la "iñora María" o donde el Michel.
Si la pelota era blanca, con un plumón le pintaba en los cascos los dibujos de la Tango 78, así le daba más distinción al partido y soñábamos que jugábamos una copa mundial. Cada uno se ponía el nombre de su jugador favorito, creando un partido de ficción donde se juntaban por primera vez en una cancha Zico, Castec, Sócrates, Socias, entre otros.

Cada calle, pasaje o edificio tenía un equipo de baby fútbol. Un verano surgió la idea de hacer un campeonato entre los equipos del barrio, idea que tuvo buena aceptación y reunió a los siguientes equipos: "Mundialito", "La Furia del 30", "Rompemallas" y nosotros "Universidad de Chile".
Jugábamos de local en plena calle ocho, la pelota sólo salía cuando subía la cuneta en los costados, y esta modalidad era nuestro fuerte de local, ya que jugábamos y nos dábamos pases haciendo rebotar la pelota con la cuneta...notable!
Las otras canchas eran una de baby fútbol oficial, una playa de estacionamientos y una de tierra donde algún día pondrían pasto y jardines...como en "Caluga o Menta".
Era la temporada primavera-verano de 1980 y en las mañanas salíamos a "entrenar" al parque Santa Julia en Avenida Grecia entre Juan Moya y Los Presidentes.

Don Pepe, del Bazar de la Señora Yolita nos había prestado unas camisetas de fútbol color amarillo, las cuales nos quedaban enormes y jetonas, pero las lucíamos orgullosos al vernos uniformados como un equipo profesional.
En la foto de izquierda a derecha tenemos a Quico en el arco, el Pollo y su primo el Kike; abajo el guatón Andrés, yo en el medio tocando un gorro de la "U" y en el extremo derecho, luciendo un peinado perfecto Quiroga, hoy el padrino de mi hijo. Un dato anecdótico es el fotógrafo de aquella toma; nuestro vecino Gonzalo García, actual Subsecretario de Guerra de Chile.

Han pasado casi 26 años de aquella hermosa postal y aún mantengo vivos los recuerdos de mi niñez, de mis amigos de la cuadra y de cuanta historia y anécdotas vividas en la Calle Ocho. Hoy, el barrio está más "adulto", no se ven niños jugando en la calle, las rayas de la cancha que una vez pintamos y repintamos en el pavimento es sólo historia, y cada uno de nosotros seguramente está comenzando a revivir la niñez con nuestros hijos.

6/21/2006

La redonda emoción




Buenos días...la semana pasada celebramos el día del padre y fue una tarde bien placentera, comimos en familia un rico asado de costilla y pulpa de porcino con sus infaltables copas de tinto.
Rapidito seguimos con el postre, ya que a las 15:00 hrs. teníamos una cita en el Nacional con el Bulla.

El resto de la historia ya todos la conocen: 3x1 con goles colombianos para la "U" y el paso a semifinales del Torneo de Apertura 2006.

Así da gusto comenzar la semana, el lunes se hace mucho más agradable, vemos todos los noticiarios para repetirnos el sabor alegre de los goles azules y buscamos en Internet comentarios, fotos y entrevistas de la jornada triunfal.

Todo esto mezclado con el trabajo de diseño y el empate en el último minuto de Suecia a Inglaterra en el Mundial, sellando así una paternidad de 40 años sin ganar los británicos al equipo de vikingos en pleitos por la copa...además, somos testigos históricos con el gol N°2.000 de los mundiales del sueco Marcus Allback y el paso a octavos de final de ambos elencos.

Ahora sólo queda esperar el choque entre argentinos y holandeses, partidazo a eso de las 15:00 horas de Chile continental. Para los amantes de las estadísticas; Argentina no le gana a Holanda desde su primera Copa Mundial en el '78, veremos qué pasa con la albiceleste, serio candidato para llevarse por tercera vez la gloria hasta el obelisco.

Nos vemos.